Consejos para sacar el máximo rendimiento corriendo en verano

Un corredor siempre está pensando en próximos objetivos y en nuevos retos y en verano no se puede parar de correr. Por ello, para todos aquellos que están preparando la nueva temporada, ofrecemos una serie de consejos para continuar haciendo deporte al máximo nivel sin perder prestaciones por el calor o las vacaciones:

  1. Corre por la noche: es nuestra mejor recomendación. Como carrera nocturna por excelencia de la ciudad de Valencia te recomendamos salir a correr a partir de las 20:00 horas, cuando el sol ya empieza a caer y las temperaturas dan un cierto respiro. Si vas a hacerlo cuando esté completamente oscuro, equípate con ropa reflectante y algún tipo de elemento lumínico para poder visualizar bien el terreno y que no se produzcan lesiones inesperadas. También puedes hacerlo a primera hora y aprovechar que el asfalto ha “respirado” por la noche.
  2. Hidratación máxima: bebe agua con mucha frecuencia. Tanto durante el entrenamiento como antes y después. Poca cantidad, para no sentirte pesado, pero cada poco tiempo para que el cuerpo nunca se quede sin líquidos y no sufras de deshidratación. Recuerda que el no estar bien hidratado afecta a tu rendimiento en carrera, por lo que es tan importante como el ritmo o la distancia del entrenamiento.
  3. La alimentación, clave: si ya de por si se antoja complejo correr después de comidas copiosas, en verano puede hacerse casi imposible. Introduce mucha fruta y verdura en tu dieta diaria para mantener el peso, correr con el estómago en condiciones óptimas y aportar líquidos y nutrientes a tu cuerpo.
  4. Dosifica esfuerzos: no es la mejor época para hacer entrenamientos de alta intensidad, por lo que, salvo que tengas un objetivo muy cercano en el calendario, lo mejor es utilizar la época estival como “periodo de mantenimiento” para no perder la forma y llegar a septiembre en condiciones óptimas.
  5. Recorridos frescos: sal a correr por zonas con sombras y donde el sol haya calentado lo menos posible a lo largo del día. Aprovecha también para parar si encuentras una fuente y refréscate, sobre todo la cabeza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR