Así será nuestro circuito en 2018

La 15K Nocturna Valencia Banco Mediolanum presenta un nuevo recorrido con ligeras modificaciones pero repetirá gran parte del circuito con un trazado totalmente llano y con vías amplias, en busca de favorecer una carrera llena de sensaciones para sus participantes.

Un inicio que te asombrará

La prueba dará su pistoletazo de salida por primera vez en sus 6 años de historia en la Avenida del Ingeniero Manuel Soto, que servirá para dar inicio a la carrera y llevará a los corredores hacia la Avenida del Puerto. Tras superar este primer tramo, el circuito se adentrará por la Alameda de Valencia (en los kilómetros 2 y 3), aprovechando una amplitud de vías que ayudará a los corredores a alcanzar un rápido ritmo de carrera desde el inicio. El Paseo de la Alameda (kilómetro 2 y 7) será el centro neurálgico de la carrera, ya que por allí pasarán en dos ocasiones los corredores de la prueba, pero antes de volver tendrán que encarar las Torres de Serrano cruzando el nuevo Pont de Fusta durante el kilómetro 4. Una zona diferente que cambiará la carrera de un margen del rio al otro y en donde el corredor disfrutará de una imagen privilegiada de los Jardines del Turia, dando entrada a la Valencia histórica.

Descubre el centro de Valencia

En el kilómetro 5 encontraréis la Plaza de Tetuán, que mediante la calle de la Paz y la Calle San Vicente llevarán en volandas a la carrera hasta la plaza del Ayuntamiento. En esta, tras tomar la calle de las Barcas se vivirán grandes momentos de animación por el centro de la ciudad, que llevará una marea multicolor de runners de principio a fin de la calle Colón y conducirá el transcurso de la carrera hasta la Plaza de Toros, donde se encontrará el kilómetro 9.

Grandes avenidas para encarar el tramo final

A partir de este momento, la 15K Nocturna Valencia Banco Mediolanum entra en sus tramos decisivos. La Gran Vía Marqués del Turia arropará a los corredores en su vuelta hacia la zona del Puerto de Valencia. Unos kilómetros marcados por el constante y leve desnivel de la ciudad hacia el mar, que a buen seguro ayudarán a mantener la particular lucha de cada corredor contra el crono. La calle Jacinto Benavente desviará al participante hacia la Valencia más moderna y vanguardista, ofreciendo una espectacular vista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias iluminada bajo la luz de la luna mientras se cruza el Puente de Monteolivete.

Una meta irrepetible al lado del mar

Tras atravesar la pasarela del antiguo cauce del río Turia y bordear el Parotet, espera la señal del kilómetro 13 y con ello, la entrada en la Avenida de Francia y en la calle Menorca, que nos recuerdan que estamos muy cerca de alcanzar la meta. Dos kilómetros exactos para la llegada a través de unas calles amplias y con posibilidades de dar lo mejor de cada uno a un ritmo muy alto. Ya en los metros finales, el calor del público marcará la cuenta atrás de cara a llegar a la meta, que estará situada en el mismo punto que el inicio de la prueba, en la Avenida Ingeniero Manuel Soto. El Puerto de Valencia dará la bienvenida a los corredores, trazando sus últimos metros en una noche de junio espectacular y con un clima envidiable para la práctica deportiva. Allí finalizarán los 15.000 metros y certificarán una gesta única e inolvidable.